sábado, 19 de enero de 2008

Coca Cola ¿Zero?

El otro día estaba yo en un McDonald's, donde si quieres puedes darle la vuelta al mantel de papel y saber cuánto vas a engordar ese día, mirando su información nutricional. Y tras ver que el menú estándar es tan nutritivo como un menú cualquiera (1000 kcal, gracias sobre todo a las patatas), llegué a la parte de la reciente novedad, la Coca Cola Zero.
Y ahí pude ver que realmente, en lugar de llamarse Zero, quizá debería llamarse Coca Cola Uno... (la columna con el 1 son las kilocalorías). Pero, ¡ah!, es que la culpa es mía, porque en realidad no es Zero calorías, es Zero azúcar... Quizá debería mirar más los anuncios, porque investigando en su página, ahí parece que está claro: tiene el sabor original pero con una caloría... con lo que ya no se puede tomar la Zero por el sabor... sino por las calorías.

martes, 15 de enero de 2008

La maldición de la llave de bronce (4)

Como sucede con frecuencia, el artesano y el genio pensaron que se habían engañado mutuamente: mientras que el genio pensó que Ben Celaf se despistaría y fácilmente algún día dejaría momentáneamente la lámpara para ocuparse de cualquier actividad, Ben Celaf pensaba transformar la lámpara en un objeto que pudiese llevar consigo. Así pues, fundió el bronce de la lámpara para crear una llave que llevaría a partir de entonces colgadas de su cuello en todo momento.

Cuando el genio acudió fiel a su cita en el solsticio de 1398, en el que Ben Celaf quería pedir riquezas (afortunadamente para él, en aquellos años se estaban inventando los primeros bancos), el genio notó que la lámpara ya no estaba, y antes de conceder el deseo, pidió explicaciones. En respuesta a ese ingenioso truco, el genio le lanzó una maldición:

-- "Aunque me has engañado, no puedo dejar de cumplir mi palabra. Pero sin embargo, cuando pierdas la posesión de ese bronce, no sólo envejecerás normalmente, sino que además quedarás maldito y te convertirás en una estatua de bronce en el momento en que recuerdes el pasado con regocijo. No sólo, sino que además esa maldición pasará a los siguientes poseedores de la llave".

Cuando el torero Aguileño vio que la hija de sus vecinos tenía una llave de bronce, recordó el sueño que había tenido esa noche, en la que un amuleto le salvaba la vida al día siguiente frente al toro. Y no dudó ni un momento en pagar lo que fuese por esa llave. Gracias a ella, tuvo una larga carrera, en la que cada año tomaba posiciones más arriesgadas frente al toro.

Sin embargo, lo que él no sabía era que el amuleto, que llevaba siempre consigo, le protegía la salud, pero no tenía ningún efecto sobre los toros, por lo que en más de una ocasión su valor le ocasionaba algún revolcón que otro, de los que salía milagrosamente indemne. Pero aquella tarde en la que el revolcón había sido un poco más fuerte de normal, la cuerda de la llave se rompió. Aunque posteriormente el toro no tuvo ninguna escapatoria, el torero dejó la llave a buen recaudo en su despacho, para poder salir a hombros sin que la llave se le cayese entre la muchedumbre.

Ya una vez fuera se hubieron dispersado las multitudes, saludó con la montera a Asunción, que se acercaba a él desde la calle e Alcalá. Y recordando la pasión de la noche anterior, quedó así transformado en una estatua de bronce, con la montera al aire.

jueves, 10 de enero de 2008

Lámparas especiales

En algunas partes de mi oficina, tenemos unas lámparas muy especiales, que funcionan tomando la energía del aire. Eso sí, la luz es un poco tenue.

martes, 8 de enero de 2008

El cultivo de la luz

Si atendemos a los anuncios del ayuntamiento, toda la luz que recibimos en verano se acumula en los árboles, y fructifica en octubre, justo a tiempo para la iluminación de Navidad.

Pero claro, eso es sólo un anuncio, porque todos sabemos que la luz de Madrid no se produce a base de coníferas, sino de otros árboles más comunes. Este año, la principal cosecha viene del Plátano de luz (Platanus lucis hispanica).

Aunque siempre son necesarios unos cuantos frutos de cerezo de colores (Prunus cerasus coloris) para completar la gama de colores.

Los madroños de luz (Arbutus lucido) eran en tiempos el símbolo navideño de Madrid, hoy sin embargo, debido a su pequeño tamaño no pueden hacer frente a la demanda y por eso se utilizan directamente, sin cosechar.

La verdad es que es un poco irónico que después una buena parte de esta cosecha de luces se utilice en decorar conos de metal con luces, como si fuesen abetos de Navidad. Unos sencillos, recuerdan a los conos de luz de "Encuentros en la Tercera Fase" (si has visto la película, claro)

otros, recargados son mucho más navideños y floridos

pero este año el más original es el árbol tipo pac-man, de todos los jugadores conocido... bueno, todos los que no empezaron con el Doom, claro.

Bueno, hay que reconocer que no todas las luces acaban en los pseudo abetos (aunque según el ayuntamiento hay 25), muchas de ellas se utilizan para el resto de las decoraciones, de este tipo, aunque claro, cada año hay una competición entre los comerciantes de cada barrio para ver cuál pone la decoración más original, novedosa o alegre...


sábado, 5 de enero de 2008

La maldición de la llave de bronce (3)

"Deseo conservar mi estado de salud actual indefinidamente", comentó el artesano como primer intercambio. "Ya estamos", comentó el genio, "hay bastantes reglas, ¿sabes?".

"Nada es indefinido sin una cláusula de terminación". Otro de los principios de los genios que es casi un corolario del primero. "Podría hacerte esa concesión hasta que dejes de tener esa lámpara de bronce, pero deberías conceder tú también algo a cambio".

Tras varias aclaraciones, el pacto quedó sellado "Conservarás tu estado de salud actual mientras estés en posesión de ese bronce", dijo el genio. "Tendrás cuarenta y nueve años de libertad antes de tener que hacer una nueva concesión, y al cabo de esos años volverás a quedar aprisionado en el bronce". A cambio de esta leve concesión, el artesano comprobaba que el genio cumplía su palabra y a través de la invocación mágica pactada el genio quedaría nuevamente a su servicio al cabo de ese tiempo.

"En el solsticio del año 800 (1398 d.C.) debes volver a Granada y volveremos a hablar".

Ya a finales del siglo XX, Ben Celaf se encontraba en Madrid, que ya había visitado a finales del siglo XIV, después de que Felipe II instalase aquí su corte. Paseaba por la calle Mayor, cuando llegó a la esquina con la calle de la Almudena y vio la vitrina que había instalado el ayuntamiento de Madrid para mostrar los restos de la antigua muralla árabe.

El antiguo artesano llevaba tiempo pensando que tendría que reemplazar la cuerda con la que llevaba la llave colgando, pero no se había dado cuenta que hacía veinte minutos que había perdido la llave en la Plaza Mayor (donde una hora más tarde la encontraría Anastasio Bravo). Así que cuando vio los restos de la muralla, pensó sin temor en aquella primera vez que vino a Madrid, cuando la muralla aún estaba en pie, y al recordar aquella mañana de primavera al sol, se convirtió en otra estatua de bronce, eternamente mirando los restos de la muralla planeada por su tatarabuelo, cuando Córdoba era aún unicamente un emirato.

jueves, 3 de enero de 2008

Filtraciones de nuestro universo especular

Recientemente se ha publicado un artículo en Scientific American sobre la vida de Hugh Everett, el científico que propuso la interpretación de la física cuántica en función de la existencia de múltiples universos paralelos. Un ejemplo práctico son estos dos chistes.

Dado que su teoría no fue aceptada hasta mucho tiempo después de que él ya se hubiese dado por vencido de convencer al mundo de ella, probablemente su mayor contribución a la humanidad es su participación en el informe WSEG nº 50. Éste estudiaba las consecuencias del uso de armas nucleares, e ilustrando a los dirigentes sobre las consecuencias de la destrucción mutua asegurada, probablemente impidió su uso, aunque a costa del despliegue de suficientes cabezas nucleares para destruir toda la humanidad... Por cierto, aunque el artículo de Scientific American dice que el informe principal aún sigue clasificado como secreto, y de hecho, en la portada aparece esto:

gracias a la política de libertad de información en EEUU, algunas partes se han hecho públicas. A mí este último enlace no me funcionaba, pero la verdad es que como usan Akamai para almacenar el documento, en la tradición del propio Hugh Everett no ha sido difícil obtener los documentos hechos públicos... interesante lectura, aunque ya un poco añeja.

Como segundo ejemplo de los mundos paralelos, un día del año pasado yendo al trabajo fui testigo que hay alguno de esos mundos paralelos que tiene fugas hacia éste, como se puede ver en este coche:

claramente esa "Quattro" al revés sólo puede haber sido fabricada en un mundo especular.

martes, 1 de enero de 2008

Y llegó la luz de 2008

Le costó un poco hacerse ver por el aire, pero al final este año 2008 lo ha conseguido y aquí está la primera luz de un nuevo año, para iluminar nuestras vidas durante todo este día.
video
El próximo, posiblemente con un trípode y entonces ya no se moverá tanto...